A pesar de ser un alimento esencial en la Dieta Mediterránea, las aceitunas de mesa poseen numerosas características desconocidas para muchos.

Por ejemplo, algunas variedades son para consumo, otras para almazara y algunas valen para los dos. Además, este alimento no es comestible directamente del árbol, por su sabor amargo y su dureza. Por ello, tras su recogida en los meses de septiembre, octubre y noviembre, necesita un proceso de elaboración.

Las aceitunas destinadas al consumo tienen un 50% de agua. Presentan un contenido graso medio, hueso pequeño y liso de fácil desprendimiento, pulpa delicada, sabrosa y firme, y piel fina.

Pero sin duda, su aspecto más interesante son sus excepcionales características nutricionales: contienen ácido oleico que mejora el sistema cardiovascular; son fuente de vitamina E, el antioxidante natural que previene el envejecimiento celular; y aportan un 5% de fibra, que favorece el aparato digestivo. En su composición están presentes todos los aminoácidos esenciales que el cuerpo necesita y a esto se suma, su bajo contenido calórico: 7 aceitunas sólo tienen 37 kcal.

Asimismo, este alimento también mejora nuestra piel. Y es que su hueso es utilizado como un exfoliante natural que permite eliminar las impurezas y las células muertas, dejando una piel tersa, suave y cuidada.

Por otro lado, su hueso es también uno de los mejores biocombustibles para usar en las calderas de biomasa. Sólo 2 kilos de hueso de aceituna tienen el mismo poder calorífico que 1 litro de gasoil.

Haciendo historia

En relación a sus orígenes, el olivo se remonta al Neolítico (3.000 – 4.000 años antes de Cristo) y proviene de Asia Menor y Oriente Próximo. Este cultivo milenario es uno de los más tradicionales y extendidos a lo largo de toda la Cuenca del Mediterráneo. Fue introducido por los fenicios en la península Ibérica y era un alimento habitual en la Grecia micénica, en los siglos XVIII a XVII a.C. De hecho, el “acrónito” era la principal comida griega, formada por pan mojado en aceite y vino, acompañado de aceitunas, carne o pescado.

En el mundo, según datos de la FAO para 2005, existían 7.455.049 hectáreas de olivares, de las cuales 1.199.093 hectáreas se encontraban en España, lo que supone aproximadamente un 16% de la superficie total mundial, seguido de Italia con 1.132.464 hectáreas, y Grecia, con 765.000 ha.

En este contexto cabe destacar que el consumo de aceitunas de procedencia española se ha extendido por más de 120 países. De hecho, España es líder en producción y exportación, destacando entre sus principales destinos: EEUU, Italia, Rusia, Francia, Alemania, Arabia Saudita, Reino Unido, Canadá o Polonia.

Para divulgar y comunicar todas las bondades de las aceitunas, Interaceituna realiza acciones divulgativas a nivel nacional e internacional. Éstas se complementan con proyectos de investigación entre los que destacan Recolección Mecanizada e Identificación Varietal, entre otros, trabajos con los que pretenden acercar las aceitunas a todo el mundo.

(fuente: www.interaceituna.es)

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar