La reconocida marca de ron Flor de Caña celebra su 125º aniversario. La excelencia artesanal, los ingredientes más finos y el proceso único de lento añejamiento –Slow-Aged–, constituyen los tres pilares de Flor de Caña, por los que la compañía  de tradición familiar y gran historia, preserva la perfección de sus rones. Este ron añejo nicaragüense, sigue reforzando su posicionamiento a través de un legado que trasciende cinco generaciones.

Flor de Caña ofrece una amplia selección de productos añejos, tales como el ron blanco de 4 años de añejamiento, así como los de 5, 7, 12, 18 y 25 años. Todos ellos se destilan y elaboran artesanalmente, mediante un cuidadoso proceso, con la caña de azúcar que se cultiva en tierras volcánicas junto a las faldas del volcán de San Cristóbal en Chichigalpa y en instalaciones autosuficientes. Son estas tierras volcánicas, el exclusivo proceso de añejamiento natural y la tradición artesanal los que dan a Flor de Caña su genuino sabor y convierten a esta marca de ron en la más premiada del mundo.

Bajo estas premisas, hace un año y medio, la marca decidió renovar su imagen a través de un rediseño completo en sus etiquetas, botellas y cajas (individuales que contienen las referencias más altas de la gama). En este rediseño también se quiso utilizar la silueta del volcán de San Cristóbal.
1FLOR_DE_CANA_7
1FLOR_DE_CANA_CENTENARIO_12

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar