Rey Cabra  es una empresa familiar dedicada desde hace más de 30 años a la elaboración de queso de cabra de forma artesanal.

 

Su fundador Antonio Villarejo, ingeniero agrónomo de profesión, empezó en 1977 la mejora de una finca familiar de regadío en la Serranía de Ronda al objeto de incorporar el valor añadido de la transformación agricultura-ganadería-producto ganadero-comercialización dentro de una misma empresa. Por tradición familiar y por influencia de una publicación de la FAO (Organización Mundial para la Alimentación y el Desarrollo), además de por presencia territorial, opta por la cabra y en concreto la cabra malagueña.

 

Realiza su trabajo fin de carrera sobre la cabra y vislumbra las posibilidades de desarrollo en condiciones competitivas de la producción de leche de cabra y sus ventajas en cuanto a optimización de recursos de esta especie animal y calidad dietética de ésta sobre la leche de vaca y oveja.

 

Con el apoyo de su familia decide crear una empresa, a cotracorriente de las tendencias de ese momento en el medio rural andaluz,  en la que se pudiera materializar estas ideas. Empieza primero con la implantación de una explotación de cabras a partir de chivitas adquiridas en los templos sagrados de la cabra malagueña: La Hoya de Málaga y la Axarquía.

 

En 1982 crea la primera quesería, que pocos años después se convertiría en Rey Cabra, en la que ya se integra la producción agrícola forrajera con la producción de leche de cabra,  la transformación de ésta en queso de cabra rondeño de leche cruda y los primeros pasos en la comercialización de estos quesos.

 

En 1983 Antonio Villarejo funda, junto con otros ganaderos de la provincia de Málaga y con el apoyo del Ministerio de Agricultura y la Diputación de Málaga, la Asociación Española de Criadores de la Cabra Malagueña, asociación que en la actualidad, llevada por excelentes profesionales,  se ha convertido en una magnífica herramienta de mejora de la raza  y de promoción de los productos de la cabra: leche, queso de cabra y chivo lechal malagueño.

 

Uno de los méritos de Rey Cabra SA radica en haber contribuido de forma notoria a sacar de la marginalidad y falta de reconocimiento culinario del queso de cabra,  por sus connotaciones sanitarias entre otras, hasta convertirlo en un producto altamente demandado en la restauración y en tiendas especializadas y gourmets como paso previo a su aceptación por el gran público  que en la actualidad ya lo consume.

 

La calidad del queso Rey Cabra radica en la excelencia de la leche de cabra que utiliza, la riqueza de los pastos calizos de la comarca y la microbiota (microorganismos que intervienen en la maduración del queso) específica de la zona, cota 700 msnm, en la que se ubica la empresa. Estos elementos, junto con un saber hacer, han convertido a los quesos Rey Cabra, tanto el rondeño curado de leche cruda, uno de los grandes quesos de cabra de España, como el fresco ( a decir de muchos el mejor del mercado), el semicurado de leche pasteurizada, tan agradable al paladar y tan diferente a otros quesos, y la crema de queso curado en AOVE, un lujo gastronómico creado por Rey Cabra, en el referente de calidad de los quesos de cabra.

 

Rey Cabra SA, de forma directa ó indirecta, ha sido en buena medida el inductor del desarrollo del movimiento quesero artesanal que se ha producido en los últimos 20 años en España en general y en Andalucía en particular. En este caso concreto referido a leche de cabra de la que esta CC.AA produce aproximadamente el 50% de la producción nacional y en la que se sigue ante el reto de transformarla dentro de la propia región. Su sistema de producción integral ha sido objeto de estudio como modelo de desarrollo del medio rural a partir de los propios recursos, lo que ha tenido una influencia económica claramente positiva en el pueblo donde se ubica: Cuevas del Becerro. Es un modelo que posteriormente se ha ido adoptando en otros subsectores de la economía agraria como el aceite, el vino, las aceitunas de mesa, los frutos secos, mermeladas, zumos, repostería  y tantos otros. En el momento actual y como alternativa al modelo productivo anterior sustentado en la construcción, el desarrollo de una economía basada en la transformación especializada y de calidad de recursos propios está constituyendo, (al mismo tiempo que propicia la aparición de nuevas pequeñas empresas y por ende cultura empresarial), una de las más prometedoras salidas de la crisis.

 

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar