Buscar nuevas formas para disfrutar de un alimento milenario, eso es el Aceituning. La aceituna de mesa goza de un enorme potencial como complemento de una dieta sana y equilibrada. Está siempre disponible en los mercados, se almacena fácilmente en casa, se puede llevar a cualquier sitio y consumir directamente o como ingrediente.

Hay muchas razones para practicar el Aceituning que pueden resumirse en siete:

1ª Razón: es un alimento nuestro esencial, un pilar de la Dieta Mediterránea. No en vano son el origen del aceite de oliva.

2ª Razón: existen tantos tipos y presentaciones que es difícil no encontrar la buscada: enteras, deshuesadas, en rodajas, gajos, machacadas; verdes, negras, moradas; aderezadas al estilo español o sevillano, en salmuera, aliñadas, rellenas… Todo un mundo de sabores.

3ª Razón: su versatilidad, del aperitivo español por excelencia hasta el acompañamiento de carnes y pescados o ingrediente ideal para multitud de platos: ensaladas, pastas, y ¡hasta postres!

4ª Razón: son nuestras. Las aceitunas nos caracterizan y nos identifican en otros países. No en vano, España es líder mundial en exportación y producción de aceitunas de mesa.

5ª Razón: son fáciles, de tomar, de almacenar, de encontrar. Son la mejor opción para disfrutar de los buenos momentos.

6ª Razón: son ligeras, 100 gramos de aceitunas tienen 150 kcal; entre tres y cuatro veces menos que otros snacks de consumo habitual.

7ª Razón: son completas, contienen fibra, todos los aminoácidos esenciales, minerales y son fuente de vitamina E.

 Basándose en estos argumentos y en rigurosos estudios y análisis, los expertos recomiendan tomar siete aceitunas al día ya que, a sus bondades nutricionales, se suma todo el sabor de la Dieta Mediterránea.

(fuente: www.interaceituna.es)

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar