La cadena revelación de alta gastronomía andaluza Taberna del Volapié inaugura un nuevo establecimiento en el Barrio de las Letras, en la calle Prado número 3

 

Taberna del Volapié sigue su rápida expansión, fundamentalmente en Madrid, que la reafirma como cadena de hostelería revelación en España, con la apertura de un nuevo espacio en la calle Prado, número 3. La empresa franquiciada es Taberna lo Mollar S.L. y este es su primer local de Volapié. Una propuesta innovadora de alta gastronomía y delicatessen de Andalucía en el centro histórico de Madrid, a medio camino de la Plaza de Santa Ana y la Carrera de San Jerónimo, junto al Congreso de los Diputados, a un precio muy interesante para los clientes, con un ticket medio de 17 euros.

 

La nueva Volapié de Prado es un ejemplo del interés que tiene la franquicia para los emprendedores que buscan auto emplearse. Carlos Caballero, Alfonso Blanco y David Moñivas trabajaban como personal de tierra en la extinguida hace dos años compañía aérea Spanair. Buscaron trabajo durante el primer año y ante la sequía laboral optaron por el auto empleo.

 

“Decidimos montar una franquicia y elegimos el sector de hostelería porque nos parece el más interesante. Después analizamos todas las franquicias, una por una, y optamos por Volapié porque es diferente, se sale de lo normal, tiene un precio muy asequible y ofrece muchas facilidades. Está adaptada al momento presente”, así lo explica Carlos Caballero. Ahora arrancan esta nueva etapa absolutamente seguros de sus capacidades y del éxito con Volapié.

 

Taberna del Volapié, propiedad de la familia jerezana Gutiérrez, con Angel, el creador y su sobrino Javier, a la cabeza, ofrece a sus franquiciados unas condiciones muy favorables y flexibles, con una inversión ajustada y un atractivo retorno. La inversión media es de 1.000 euros por metro cuadrado, un tiempo medio de montaje de 45 días y posibilidad de disponer de cocina opcional, en función de las características del local.